El Blog

Recomendaciones después de una cirugía

– Normalmente, es interesante mantener una gasa, presionándola sobre la zona tratada, al  menos 30 minutos tras la intervención. Si en algún momento nota cierta hemorragia o sangrado, coloque de nuevo una gasa y muérdala durante media hora.

– No se debe enjuagar enérgicamente los primeros días, ya que ello podría llevar al desprendimiento de algún coágulo sanguíneo, provocando sangrado.

Continuar leyendo “Recomendaciones después de una cirugía”

Enfermedad periodontal

La enfermedad de las encías, o enfermedad periodontal, es una infección crónica causada por las bacterias y las toxinas de la placa dental, una película transparente y pegajosa que se adhiere constantemente alrededor de los dientes.

La enfermedad de las encías afecta tanto a éstas como a las estructuras que sujetan los dientes a la boca. En el comienzo de la enfermedad, la gingivitis, puede causar hinchazón, enrojecimiento y tendencia al sangrado. No suele aparecer dolor asociado a esta situación. Pero algunas veces todos estos síntomas pueden pasar desapercibidos, especialmente en las mujeres que fuman.

Continuar leyendo “Enfermedad periodontal”

La boca y el embarazo

Esta respuesta se debe, una vez más, a la especial sensibilidad que produce el aumento de la hormona progesterona. Si sus encías tienen una buena salud antes del comienzo del embarazo, hay menos posibilidades de que pueda desarrollar estos problemas.

La gingivitis en el embarazo, suele afectar más a las encías que previamente hayan estado enfermas. Si a usted le ha ocurrido esto, corre mayor riesgo de desarrollar gingivitis gravídica.
Al igual que el resto de las gingivitis, en las gingivitis gravídicas también se corre el riesgo de que el hueso y los demás tejidos circundantes queden permanentemente dañados si no se realiza tratamiento.

Continuar leyendo “La boca y el embarazo”

Técnica para un cepillado correcto

 

Es necesario que el cepillo sea nuevo y no tenga las puntas de las cerdas dobladas.

Para cepillar las superficies externas de los dientes, inclinar 45º el cepillo respecto al diente e intentar que las puntas del cepillo se insinúen hacia dentro de la encía.

En esta posición hacer un pequeño movimiento vibratorio y circular. No deben hacerse grandes desplazamientos con el cepillo. De este modo conseguimos eliminar la placa y los restos alimentarios que hay a la superficie del diente, al igual que se consigue limpiar el surco gingival (límite de la encía con el diente).

Continuar leyendo “Técnica para un cepillado correcto”